¿Qué es el ayurveda?…. Algunos estudiosos la consideran la ciencia curativa más antigua del mundo. Cuando esta ciencia se aplica a la prevención y al tratamiento de las enfermedades, se denomina medicina ayurvédica . Sin embargo, la palabra medicina puede ser un nombre poco apropiado, ya que el Ayurveda se usa poco en un sentido convencional. A diferencia de otras modalidades alopáticas, la medicina ayurvédica no se centra en el manejo de los síntomas o tratamientos farmacéuticos como la medicina tradicional. Más bien, se basa en tres pilares fundamentales distintos que forman la base de cada tratamiento, modificación del estilo de vida y curación a base de hierbas.

Los 5 elementos

Según la medicina ayurvédica, todo se compone de cinco elementos. Desde un pensamiento, hasta un árbol y un ser humano, los cinco elementos son los componentes básicos de toda la materia. Para crear salud y bienestar, los médicos y practicantes del Ayurveda integran varios tratamientos que armonizan los siguientes cinco elementos tanto en el cuerpo como en la mente.

1. Espacio ( Akasha )

El espacio es la falta de forma de la que surge todo lo demás. Es el contenedor del pensamiento, la forma y la percepción. El espacio es la ausencia de cosas, pero no es exactamente nada. Es una energía invisible llena de potencial. Como escribió el físico Arthur Zajonc en su libro Atrapando la luz : “Después de que uno haya eliminado toda la materia y toda la luz del espacio, aún queda una energía infinita”. Esa energía es el espacio. El espacio es observable en la mente como el lugar de donde surgen los pensamientos, y dentro del cuerpo como el espacio entre las células físicas y las estructuras.

2. Aire ( Vayu )

A medida que se activa el potencial dentro del espacio, se convierte en aire. Este elemento es sutil e invisible, pero impulsa todo movimiento y actividad. El aire facilita el movimiento en la mente con los pensamiento, y en el cuerpo con la circulación.

3. Fuego ( Agni / Tejas )

El fuego transforma y libera la energía. Dentro de la mente, el fuego gobierna la digestión de ideas, mientras que en el cuerpo potencia físicamente la digestión de los alimentos. Tanto las ideas como los alimentos crean energía en sus respectivos niveles de influencia. Como tal, se dice que el fuego crea energía.

4. Agua ( Jala )

El agua proporciona alimento. Actúa como un medio para el movimiento al tiempo que ofrece protección contra el secado, calentamiento y compresión de los otros elementos. El agua se presenta en la mente como amor y compasión, y en el cuerpo como cualquier sustancia líquida.

5. Tierra ( Prithivi )

La tierra es sólida y estable. La mayor parte de lo que ves cuando miras la naturaleza está compuesto por el elemento tierra. Se expresa como las estructuras sólidas dentro del cuerpo y como una garantía sólida en la mente.

Los cinco elementos se combinan en conjunto de dos para formar constituciones corporales únicas conocidas como doshas . Cada persona tiene un dosha primario y en sus cualidades mostrará elementos constitutivos de ese dosha. Sin embargo, los elementos primarios del dosha tienden a acumularse y a crear desequilibrios. En la medicina ayurvédica, equilibrar los tres doshas es una manera de crear salud y bienestar del sistema físico y mental.

Las seis etapas de la enfermedad

La medicina ayurvédica no espera a que surjan los síntomas antes de tratar al paciente. Más bien, le enseña a prestar atención a alteraciones simples y aparentemente insignificantes dentro del cuerpo. Al reconocer y revertir los primeros signos de desequilibrio, se puede prevenir la enfermedad. La medicina ayurvédica ve la enfermedad como un continuo desequilibrio que se mueve sistemáticamente a través de las siguientes etapas.

1. Acumulación

En la primera etapa de la enfermedad, uno o más de los cinco elementos comienzan a acumularse dentro del cuerpo o la mente.

2. Agravación

Cuando el elemento desequilibrado se mueve fuera de sus límites normales, se cree que entra en la segunda etapa de la enfermedad.

3. Difusión

Los elementos errantes se mueven por todo el cuerpo, en esencia, buscando puntos débiles en los que asentarse. 

4. Localización

Los elementos errantes se instalan en una parte diferente del cuerpo.

5. Manifestación

Los síntomas reconocibles se manifiestan.

6. Interrupción

Surge una enfermedad crónica.

Para demostrar la forma en que operan las etapas de las enfermedades, imagina una olla llena de agua en una estufa. A medida que el agua se asienta sobre el quemador, comienza a calentarse (acumulación). Si no se baja el calor, el agua puede hervir (agravación). A medida que el agua se escapa por el borde de la olla, se extiende por toda la estufa (diseminación). El agua encuentra el punto más bajo en la estufa y comienza a acumularse allí (localización). Si se deja en reposo durante un período prolongado, el agua comenzará a oxidar y erosionará la estufa (manifestación). Con el tiempo, el agua puede hacer que la estufa quede inoperable (interrupción).

El mismo proceso tiene lugar en el cuerpo humano. Un síntoma aparentemente insignificante que no se trata puede, con el tiempo, causar estragos en el cuerpo. Por ejemplo, el gorgoteo en el estómago después de comer (acumulación) puede convertirse en hinchazón (agravación). Entonces podría producirse estreñimiento (diseminación) seguido de permeabilidad intestinal (localización). Si no se trata, las partículas de alimentos no digeridos pueden filtrarse a través de los intestinos permeables e inundar el torrente sanguíneo, creando inflamación crónica , tal vez en forma de artritis (manifestación). La inflamación no tratada podría, a su vez, hacer que el cuerpo se ataque a sí mismo y cree una enfermedad autoinmune (interrupción).

La investigación en The Journal of Immunology Research sigue el proceso antes mencionado de la siguiente manera : “La inflamación es una defensa fisiológica normal contra la infección por patógenos y el daño tisular y termina rápidamente en circunstancias normales. Sin embargo, en muchas afecciones crónicas, la respuesta inflamatoria continúa conduce a daños significativos en los tejidos / órganos. Recientemente, cada vez existen más evidencias que muestran que la respuesta inflamatoria anormal está estrechamente asociada con muchas enfermedades crónicas, especialmente en enfermedades autoinmunes “.

La naturaleza como sanación

El cuerpo humano es una increíble red de energía e inteligencia. La red energética que dirige las operaciones del cuerpo se recarga a través de la naturaleza. Cuando se experimenta mala salud en cualquier nivel, es una indicación de que la energía y la inteligencia del cuerpo deben recargarse con la inteligencia de la naturaleza. Esto se puede hacer pasando tiempo en la naturaleza y permitiendo que la naturaleza pase tiempo en ti.

La investigación muestra que las personas que pasan tiempo en espacios verdes experimentan menos enfermedades, tienen vidas más largas y se sienten menos estresadas. Otros estudios han encontrado que los químicos invisibles (llamados fitoncidios) en algunos árboles pueden reducir las hormonas del estrés, disminuir la ansiedad y mejorar la presión arterial y la inmunidad. Estar al aire libre proporciona vitamina D que es muy necesaria y realiza una estabilización natural de los niveles de melatonina. Los investigadores japoneses incluso encontraron que las personas que viven cerca de los bosques tienen tasas significativamente más bajas de cáncer de pulmón, senos, útero, próstata, riñón y colon. Claramente, el cuerpo humano está destinado a pasar tiempo en la naturaleza.

Sin embargo, pasar tiempo al aire libre no es la única forma de acceder a la influencia de recarga de la naturaleza. La ingestión de la naturaleza en forma de frutas frescas, verduras, semillas y nueces permite que la red energética del cuerpo humano se recargue directamente con la inteligencia de la naturaleza. Los alimentos de la naturaleza se han encontrado una y otra vez para aumentar la salud, la vitalidad y el bienestar. Según las investigaciones , “El consumo regular de frutas, verduras, granos integrales y otros alimentos vegetales, nos ayuda a disminuir el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas”. En otras palabras, comer alimentos frescos disminuye la enfermedad. Las hierbas, que se usan abundantemente en la medicina ayurvédica, contienen energía e información precisa que pueden usarse para aliviar desequilibrios específicos.

Un profesional de la salud ayurvédica está altamente capacitado en la integración de los tres principios de la medicina ayurvédica. Al aplicar adecuadamente estos principios, la medicina ayurvédica puede crear salud y prevenir enfermedades.