La baja autoestima es probablemente algo con lo que has luchado en algún momento de tu vida. Es importante tener métodos fiables para sacarte de esos momentos en los que sientas que te resbalas y aumentar la autoestima.

En términos generales, las personas tienen una necesidad inherente de ser vistas, sentirse valoradas y tener un verdadero sentido de conexión, consigo mismo y con los demás. Cuando estás en la corriente del mundo y te sientes bien, puedes sentir como si estuvieras volando por la vida y viviendo como tu mejor yo. Es lo que realmente deseas, en el nivel más profundo; para tener una idea de quién eres, hacia dónde vas en la vida y la confianza en ti mismo para avanzar por el camino hacia el cumplimiento de tus propósitos u objetivos.

Sin embargo, muchas veces es posible que no puedas conectarte con quien realmente eres. Es posible que no tengas idea de lo que eso significa o del cómo llegar a ese lugar del que tan a menudo escuchas hablar a otros. A veces puede sentirse desconectado, confundido y perdido en el camino. ¿Por qué estoy aquí?… ¿Cuál es el significado de todo esto?…

Nuestra infancia, condicionamiento social y experiencias en la vida, pueden llevarte a creer que no eres lo suficientemente bueno, que no eres digno del amor o del éxito, y que no importa el como veas las cosas. Tu educación dolorosa, tus fracasos y tus defectos se vuelven más fuertes, hasta que todo lo que escuchas en tu mente es un horrible diálogo interno que te tranquiliza sobre tus miedos más profundos y tus mayores penas. Tu corazón se siente cargado de una sensación de anhelo, vacío y desesperanza. Esto puede sucedernos a través de las experiencias de la vida cotidiana. Empiezas a sentirte aislado, solo y sin ningún valor.

Superar las voces de tu cabeza y los pensamientos engañosos que aparecen en tu mente, empieza con la determinación de levantarte y mostrarte como la persona increíble que eres en esta vida. Puedes abordar esto, en parte, a través de prácticas de estilo de vida basadas en la atención plena y el diálogo interno positivo. También requerirá que tomes ciertas medidas para moverte en una nueva dirección.

Es justo señalar que, en algunos casos, donde la autoestima puede haber sufrido mucho a largo plazo, puede ser beneficioso trabajar con alguien especializado, alguien específicamente capacitado para trabajar con su energía, mentalidad y emociones, para ayudarte a volver a vivir con luz. Y, a veces, todo lo que necesitamos es cambiar nuestra percepción y tomar medidas para mover la energía en una dirección positiva.

Pasarás por períodos de la vida en los que estás en un punto bajo. Lo importante para recordar es que no eres quien eres. Todo es solo una narración, una historia que has creado en tu mente. Es simplemente cómo te sientes en el momento, y tienes el poder dentro de ti para cambiar ese sentimiento. Si bien las cosas pueden verse turbias, sentirse pesadas y sonar inciertas, hacer que la energía se mueva en una dirección positiva suele ser más fácil de lo que parece.

Aquí hay cinco prácticas sobre cómo desarrollar y aumentar la autoestima.

1. Encuentra y rodéate de tu gente que te ayude a aumentar la autoestima

Una forma de mejorar y aumentar la autoestima es echar un vistazo a las relaciones en nuestra vida. Siempre se ha dicho que según con quién te rodees, tendrá un fuerte impacto en quién te conviertas, en las formas en que te muestres en la vida y en cómo te sientas contigo mismo como resultado. Es imperativo que te encuentres y te rodees de personas con ideas afines o, como mínimo, que puedan apreciarte por lo que eres. Tener personas a tu alrededor que te admiren y te respeten, que te apoyen y te críen, y que estén allí para animarte a convertirte en tu mejor yo. Esto juega un papel muy importante en tu sentido de pertenencia y conexión, no solo contigo mismo sino con los demás y dentro del mundo donde vives.

2. Exhibe tus talentos únicos

Has entrado en esta vida con tu propio conjunto de talentos. A menudo, son cosas con las que naciste, regalos que parecen ser algo natural para ti. En algunos casos, tus talentos pueden haber comenzado como un pasatiempo o un interés, y desde entonces los has cultivado como una especialización. A veces, estos talentos aparecen un poco más tarde en la vida, como si te hubieran llamado a explorar algo que resulta ser tu camino.

En cualquier caso, pasar el tiempo haciendo las cosas que más te gustan y en las que destacas sin esfuerzo, puede brindarte una gran alegría. Si damos un paso más allá, encontrar maneras de mostrar esos dones o talentos al mundo, puede ser un gran impulso para aumentar la autoestima. Puedes sentir como si hubieras encontrado tu lugar y luego reflejar tu magnificencia a través de tu emoción y alegría.

3. Encuéntrate a ti mismo a través de la práctica de meditación diaria

La meditación te deja en un espacio de quietud y silencio donde eres capaz de difundir el ajetreo de las rutinas diarias de la vida y conectarte más profundamente con quién eres realmente, no con tu nombre, ni con tus estudios o profesión, sino con quien eres en el centro de tu ser.

Es posible que hayas olvidado quién eres porque estás atrapado en la rutina diaria y la monotonía de la repetición. La meditación te permite vislumbrar aspectos más profundos de ti mismo; quién eres, qué quieres y tu dharma (tu propósito en la vida). En general, la meditación te brinda una paz interior que puede mejorar tu salud mental.

4. ¡Muévete!

El objetivo del ejercicio no es el de lucir bien el bikini, sino el de mejorar la salud de tu cuerpo y mente. El movimiento diario que incluye cardio, entrenamiento de fuerza y ​​flexibilidad, combinados con posturas de equilibrio, mantiene tu cuerpo estructuralmente alineado, tus músculos y otros tejidos blandos saludables, y tu sistema linfático circulando por completo.

Si alguna vez has tenido un entrenamiento sólido en el gimnasio (o en casa); o una clase de yoga; o una gran caminata, carrera o paseo por la naturaleza, ya estás familiarizado con esa sensación de la energía que tienes después. La avalancha de endorfinas inspira la creatividad, aumenta la autoconfianza y mejora la claridad mental y el enfoque. El ejercicio te da el impulso para moverte por el resto del día con propósito e intención. Esto puede hacerte sentir como si estuvieras en la cima del mundo.

5. Realizar actos de bondad al azar

Tal vez te preguntes cómo la amabilidad puede ayudarte a mejorar y aumentar la autoestima. ¿Puedes pensar en un momento en que hiciste algo por otra persona por bondad de tu corazón sin nada a cambio?… ¿Cuál fue el resultado de tu acción?… ¿Te sentiste bien?….

Cada vez que puedes influir positivamente en otra persona o en una situación en la vida, genera sentimientos de orgullo, felicidad y un sentido de apreciación de uno mismo por ser esa persona . Puedes hacer que la energía de la bondad se arremoline en un contagio de positividad que continúa circulando dentro de ti y de aquellos con quienes entras en contacto. Es la ley de la causa y efecto, que establece que cada acción genera una fuerza de energía que regresa a usted de la misma manera. Lo que sacas es lo que recibirás de vuelta. Así que ama abiertamente, sé amable, haz buenas obras y apoya a los demás, y quizás te sorprendas de cuánto aumenta la autoestima.

Al desarrollar y aumentar la autoestima, es importante recordar que habrá días excelentes y días no tan buenos. Las leyes de la naturaleza siempre están buscando un equilibrio. Permitirse sentir las emociones mientras te mueves a través de las experiencias de la vida, es parte del ser humano. El punto no es trabajar duro para hacer que todo (incluido usted mismo) sea perfecto, sino más bien, refinar tu enfoque sobre cómo funciona el flujo y reflujo de la energía, y tener la mejor versión de usted en cualquier situación.